La curva disruptiva de la innovación en los viajes

Continuando con el post relacionado con la competición del Travel Innovation Summit del Phocuswright Conference que se celebra en Los Angeles, cabe mencionar que passportcard.com fue la ganadora, un servicio de seguro médico en viaje que pagas sólo si lo utilizas, y con los mismos servicios que puedas esperar de una empresa de seguros de viaje tradicional; ¡en verdad es disruptivo!.

Si hubiera que destacar una tendencia en las propuestas de innovación tecnológica, habría que hablar sobre el “acompañamiento en el viaje”. Numerosas y diversas han sido las propuestas centradas en ofrecer servicios a través de aplicaciones móviles, que permiten al cliente ir tomando decisiones en el transcurso del viaje, ofreciéndole información relevante (conciertos en la ciudad, fiestas, eventos), adecuada al perfil del cliente, enfocándo las propuestas en facilitar la inmersión en el destino de una forma más auténtica, más identificado con las actividades y el ocio de los locales, y pudiéndose componer itinerarios geolocalizados, que cada vez se acercan más a la realidad virtual. En esta línea Andrew Mason, fundador de Groupon, presentó su nueva aventura detour.com una propuesta muy particular para descubrir destinos a través de “audio walks”.

No pasó por alto el peso que mantiene el sector hotelero y los retos a los que se enfrenta. Según el JD Power North América hotel study, el grado de satisfacción global de los hoteles de Estados Unidos es actualmente el mayor desde 2006; y las tendencias por segmentos son similares a años previos: los clientes que compran por precio son los menos satisfechos, mientras que los “escrutadores” son los que se declaran más satisfechos. Según los últimos datos de JD Powers, en los hoteles de USA, la tendencia es que las reservas de los compradores por precio están bajando del 19% en el 2013 al 12% en el 2014 (para los mismos meses) y la de los “escrutadores” sube del 7% en el 2013 al 10% en el 2014.

Se mantiene candente el debate sobre los nuevos competidores: casas privadas, apartamentos o “condo rentals” que crecen en volumen. Y es que el alojamiento no escapa a la tendencia social y de empresarios de crear nuevos modelos de Marketplace que permiten a cualquier persona alquilar su propiedad, cualquiera que sea: un sofá, una habitación, un apartamento, una vivienda completa. En Estados Unidos esta práctica creció un 14% en el 2014. Considerar esta realidad como competencia directa del hotel se da siempre a debate. Según el estudio mencionado, el 46% de los que alquilaron alguna de las modalidades de alojamiento no hotelero afirmaban que el hotel no estaba entre sus consideraciones durante el proceso de planificación del alojamiento; sin embargo un tercio sí que consideró el hotel como una opción antes de realizar su última reserva en alojamientos no hoteleros.

Se habla ya de la generación de los “renters”, y que en términos de comportamiento en el viaje presenta características muy definidas:

  • Buscan experiencias únicas y muy auténticas
  • Prefieren hoteles boutique pequeños a grandes hoteles
  • Son espontáneos en cuanto a la planificación del viaje
  • Buscan conocer gente local que comparta experiencias con ellos
  • Se sienten cómodos viajando solos
  • Siempre conectados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.